jueves, 11 de julio de 2019

Consejería de Salud y Colegios de Médicos de Andalucía dan soporte al médico enfermo a través del PAIME

Médicos y Pacientes, 12 de julio, revista digital.

La comisión de seguimiento del Programa de Atención Integral del Médico Enfermo (PAIME) junto con el presidente del Consejo Andaluz de Colegios de Médicos (CACM), Dr. Emilio García de la Torre; el consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre; acompañados por el secretario general del CACM, Dr. Antonio Aguado y el secretario General de Investigación, Desarrollo e Innovación, Isaac Túnez; mantuvieron, recientemente, una reunión de valoración del citado programa.


El Programa de Atención Integral del Médico Enfermo (PAIME), como se recordó en el encuentro, también garantiza la calidad asistencial de los pacientes tratando al médico enfermoDurante el encuentro se ha aprobado la memoria y justificación del Programa de Atención Integral del Médico Enfermo (PAIME) 2018, así como se ha presentado una propuesta de convenio entre la Consejería de Salud y Familias y el Consejo Andaluz de Colegios de Médicos para continuar dando soporte al programa. 
De este modo, el consejero de Salud y familias, Jesús Aguirre, y el presidente del CACM, Emilio García de la Torre, han resaltado que uno de los objetivos de este programa, en el que trabajan conjuntamente la Sanidad Pública Andaluza con los Colegios de Médicos, es garantizar la mejor calidad asistencial de los pacientes y el buen desarrollo profesional del personal médico.
Por su parte, el coordinador del PAIME en el Consejo Andaluz de Colegios de Médicos, el Dr. Bartolomé de la Fuente, explica que siguen trabajando en la concienciación e información para que los médicos conozcan la existencia del programa y que están activando actuaciones de “prevención” para que los problemas que presenten los médicos “se puedan tratar antes de que supongan una mayor gravedad”.


jueves, 6 de junio de 2019

"El modelo de subasta de fármacos en Andalucía es un auténtico fracaso"

 Redacción Médica, 06 junio, revista digital

Castilla y León, por su parte, ha valorado la mayor participación de las CCAA en la Comisión de Precios de Medicamentos 

 Los consejeros de Salud y Familias y de Sanidad de Casrilla y León han valorado de forma desigual el informe de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF). Para el consejero Andaluz supone un "fracaso" mientras que para el castellanoleonense es una oportunidad para que las CCAA ganen peso en la decisión sobre el precio de los medicamentos.

Así el consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre,  ha criticado este jueves el modelo de subasta de medicamentos propuesto por la AIReF,  y ha señalado que el sistema que se implantó en Andalucía fue "un auténtico fracaso".

Precisamente, el informe de la AIReF ha hecho una propuesta para extender el modelo de subasta de fármacos de Andalucía, aunque con algunos cambios, a todo el territorio nacional, señalando que dicho modelo ahorraría hasta 1.000 millones de euros en gasto al Sistema Nacional de Salud (SNS) en 2020-2022 si se aplicara de forma extensiva en todas las comunidades autónomas y con una introducción no progresiva.

Aguirre ha lamentado "los desabastecimientos provocados por la subasta de medicamentos en Andalucía"


"Después de haber estudiado de forma detenida los informes y declaraciones de la AIReF", el consejero de Salud ha querido llamar la atención "de forma clara y contundente" sobre "los desabastecimientos provocados como consecuencia de la subasta de medicamentos en Andalucía", así como sobre "la falta de accesibilidad a los mismos medicamentos en igualdad de condiciones que el resto de comunidades autónomas".

Esto "ha creado una gran inequidad que han sufrido los prescriptores y los propios pacientes a la hora de esa accesibilidad a los medicamentos", según ha agregado Aguirre, quien ha enfatizado además que "no todo vale en sanidad o salud".

En esa línea, ha argumentado que "un posible, hipotético ahorro en el tema de subasta de medicamentos, no es una justificación para extender algo que ninguna comunidad ha querido" como son dichas subastas, y ha agregado que "estamos esperando" a "que el Gobierno se defina a ver qué es lo que quiere", y "si va a cambiar la Ley de Medicamentos o no". "Pero mientras no se cambie, el modelo de subasta de medicamentos en Andalucía es un auténtico fracaso", ha sentenciado el consejero.

Castilla y León

Por su parte, el consejero de Sanidad en funciones de la Junta de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado, se ha mostrado a favor de que las comunidades autónomas tengan "más peso" en la Comisión Interministerial de Precios de Medicamentos (CIPM) a la hora de decidir qué medicamentos financia el sistema público, así como en la fijación de los precios, tal como también recomienda el informe. Algo que considera "lógico" ya que son ellas las que gestionan "esa prestación".

En este sentido, ha recordado que actualmente solo dos comunidades "de forma rotatoria" participan en la CIPM, con otras dos sin voto en la misma. También se ha mostrado de acuerdo en vincular el copago farmacéutivo a la renta de cada persona y no a si se trata de población activa o pensionista.

No obstante, Sáez Aguado ha señalado que el informe de la AIReF se trata solo de recomendaciones que las administraciones tendrán que "debatir" y "asumir progresivamente".

jueves, 9 de mayo de 2019

El COM Almería impulsa una jornada para evitar las agresiones a los profesionales


Médicos y Pacientes, 10 de mayo, revista digital.

El Colegio de Médicos de Almería acogió una charla informativa enfocada en evitar la existencia de cualquier tipo de violencia en el ámbito sanitario y, en el caso de producirse, mejorar la protección de las víctimas (profesionales sanitarios).


El encuentro contó con la asistencia del presidente del Colegio de Médicos, Dr. Francisco José Martínez Amo, quien lamentó que “desgraciadamente, en estos momentos, las agresiones a los médicos siguen estando de moda. Tenemos que buscar una solución a este grave problema y tomar medidas contra los agresores con penalizaciones como, por ejemplo, quitar durante un tiempo de la asistencia sanitaria”. Para el presidente del Colegio de Médicos de Almería, “las agresiones a los médicos constituyen un problema que no hace más que agravarse y es una situación lamentable”.
A continuación, el delegado territorial de Salud y Familia, Juan de la Cruz Belmonte, explicó que “todo nuestro empeño se centra en reducir, en la medida de lo posible, esta lacra. Tenemos que proteger a los sanitarios y, para ello, está en marcha el Plan Acción Junta de Andalucía, pero necesitamos conocer los casos de agresiones”. 
Durante su intervención, Juan de la Cruz Belmonte, reiteró que es fundamental que los profesionales sanitarios “denuncien porque necesitamos datos, ya que sin ellos no podemos exigir soluciones”. Colocar carteles avisando sobre las consecuencias que conlleva la agresión a un médico o sustituir los datos personales del profesional sanitario por su número de colegiado fueron algunas de las medidas que detalló el Delegado territorial de Salud.
El interlocutor Sanitario de la Policía Nacional en Almería, Jesús Heredia, también coincidió en destacar que “denunciar es fundamental”, puesto que la Fiscalía responde a estas agresiones y, además, “es muy importante que tener referencias en el Registro de Información de Agresiones. “En el Poniente se está desarrollando un botón virtual que, cuando se pulsa, llama directamente al Centro de Vigilancia. De esta forma, se registran los datos de la llamada y se genera el número de incidencia”. También señaló que “es necesario que la denuncia sea más accesible para el profesional sanitario y así poder luchar de una manera más efectiva contra la normalización de conductas inaceptables”.
El interlocutor de la Policía Nacional en Almería destacó la importancia de que los sanitarios sepan cómo afrontar determinadas situaciones, sobre todo, para ganar tiempo. “Tenemos que conocer la realidad, los tipos de agresiones que se producen. Nos enfrentamos a dos realidades, por un lado, la situación que determinan las estadísticas y, por otro, las agresiones que se producen pero que no se denuncian”.
Durante su intervención, Jesús Heredia explicó que estadísticamente y según recogen los dados de la Organización Médica Colegial, se registraron durante el pasado año; 1234 actos violentos, de los cuales 207 fueron agresiones y 914 a mujeres. En Andalucía se cometieron 124 casos y, concretamente, en Almería se registraron 7 agresiones. El 55% de las agresiones tuvieron lugar en los servicios de atención primaria, sin embargo, solo se llega a denunciar el 10% de las mismas; un dato que calificó el interlocutor de la Policía Nacional como “preocupante”.
Tanto el presidente del Colegio de Médicos de Almería, como el Delegado Territorial de Salud y el Interlocutor Sanitario de la Policía Nacional en Almería coincidieron en destacar que “la prioridad” en la actualidad es erradicar y evitar, de una vez por todas, la violencia contra los profesionales sanitarios. Además, estas agresiones suponen una “presión añadida” para los profesionales sanitarios generando “ansiedad, preocupación, estrés e incluso depresión”.
Otra de las medidas que se han puesto en marcha es la figura del interlocutor policial nacional sanitario, que se encarga de coordinar, cooperar, desarrollar y ejecutar las actuaciones relacionadas con cualquier manifestación de violencia o intimidación a personal sanitario. Además, son el punto de contacto permanente con los representantes de los centros médicos, colegios profesionales y autoridades territoriales competentes.


jueves, 2 de mayo de 2019

Jubilación a los 70, promesas de un puesto mejor y más jóvenes

Abc, 02 de Mayo, pag 61

Salud plantea un plan de choque para acabar con los puestos de dificil cobertura.


Salud propone cambiar el sueldo y las oposiciones de los sanitarios

Abc, 05 de Mayo, pag 60 y 61

El SAS presenta a los sindictaos su Plan de Recursos Humanos donde plantean reformas en materias como la jornada laboral o las previsiones de personal.

                                                                    




martes, 9 de abril de 2019

El CACM solicita aumentar las plazas MIR en Andalucía

Médicos y Pacientes, 09 abril, revista digital.

El Consejo Andaluz de Colegios de Médicos (CACM) presentó ayer un Estudio de Demografía Médica con el objetivo de analizar la situación actual del sector en la comunidad andaluza y poder establecer así medidas de cara a los próximos años para garantizar y mejorar el futuro de la profesión médica en Andalucía.


Entre las principales conclusiones del estudio presentado, cabría destacar que casi el 47% de los médicos tienen más de 55 años y es previsible que se jubilarán en los próximos 10 años lo que supone la necesidad de convocar más plazas MIR en los próximos años para no agravar aún más el actual déficit de médicos ya existente. En 2019 se han convocado en Andalucia 1.165 plazas MIR, lo que no será suficiente, pues teniendo en cuenta estas jubilaciones quedarían 1.895 plazas para cubrir cada año, lo que en su caso supondría una falta de 730 plazas MIR por cubrir anualmente. 
 
Además, habría que tener en cuenta que alrededor de un 20% de los médicos andaluces deciden trasladarse a otra comunidad en busca de mejores condiciones laborales lo que disminuiría aun más el  número de colegiados en Andalucía.
 
Habría que señalar también la enorme diferencia que existe entre el número de profesionales de las distintas especialidades encabezada por la Medicina Familiar y Comunitaria con 9.194 médicos frente a otras que no superan los 100 colegiados como la Geriatría que necesita un aumento significativo de plazas debido a la longevidad de la población. 
 
Otro de los aspectos importantes de este estudio demográfico es el incremento del número de mujeres médico de la profesión, convirtiéndose ya en una clara realidad, pues casi el 50% de los médicos son mujeres. 
 
También habría que hacer referencia al número de profesionales que se beneficiarían, una vez aprobada la medida presentada por el CACM ante la Consejería de Salud y Familias sobre el complemento de exclusividad, que favorecería el flujo de médicos entre la medicina pública y privada, lo que disminuiría el déficit de médicos especialistas que existe en la actualidad en la sanidad pública.